¡Tengo un mensaje del Instituto!

Guillermo ParisSin categoríaLeave a Comment

La Education Endowment Foundation (EEF) ha publicado recientemente un estudio con los resultados de un ensayo en el que se muestra que el envío de mensajes de texto a los padres con información sobre exámenes y deberes mejora directamente los resultados de los estudiantes.

 

http://www.teinspira.com/wp-content/uploads/ignorenomoreapp-bloquear-telefono-hijos.jpgEste trabajo se basa en la importancia que tiene la implicación de los padres en la educación de sus hijos, siendo esta un área de consenso en la comunidad educativa. En esta dirección, para mejorar la implicación de los padres en la educación de sus hijos se ha trabajado en la eliminación de barreras de comportamiento que paran a muchos padres no dejándoles involucrarse tanto como quisieran. En esta publicación se argumenta que lo que necesitan los padres es saber qué hacer, cuándo hacerlo, y creer que tienen la habilidad de ayudar y sentir que a la escuela le gustaría que estuviesen involucrados.

 

A esto se le añaden las barreras que muchos padres sienten cuando sus hijos pasan a la Educación Secundaria en la que los niños aprenden unas materias cada vez más complicadas. Con las menores interacciones que llevan cabo los padres que tienen hijos en esta etapa educativa es fácil que se acentúen las barreras anteriores: los padres y madres pueden sentirse menos seguros sobre lo que deberían estar haciendo para ayudar a sus hijos, cuándo deberían hacerlo, o si tienen las habilidades para hacerlo.

 

Con esto en mente el estudio midió el impacto de enviar a los padres mensajes oportunos con información simple sobre las clases de matemáticas, inglés y ciencias. Este experimento contó con la participación de 16.000 estudiantes de 36 Institutos de Educación Secundaria de Inglaterra. A los padres se les envió:

  • Notificaciones sobre exámenes próximos y una petición de que animaran a sus hijos al estudio.
  • Comunicaciones rápidas sobre los aprendizajes del día.
  • Notificaciones sobre deberes no entregados y una petición de que animaran a sus hijos a ponerse al día.

 

Esta pequeña intervención mejoró los resultados de matemáticas y además tuvo un pequeño impacto pero positivo en la asistencia de los niños y niñas al instituto. Otro aspecto positivo es lo prometedor del estudio, que además tiene un coste de 5 libras por niño y año, y se basa en comunicaciones casi instantáneas (los padres leen los mensajes de texto casi al instante, no como los emails).

 

Otra ventaja se basa en la cuestión de que los padres no tenían que hacer nada para entrar en la bandeja de destinatarios de los mensajes. Automáticamente se enviaban los mensajes a sus teléfonos móviles.

 

Esta intervención, por tanto, tenía el objetivo de facilitar la tarea de los padres, dándoles la información que necesitan para fortalecer el aprendizaje de sus hijos.

 

Para el artículo completo: ¡haga click aquí!